Easy Frontend SEO

Marcelo Odebrecht confirmó que le entregó USD 4 millones a Lula da Silva

EE.UU y América
Typography

Marcelo Odebrecht, expresidente de la firma brasileña Odebrecht y preso desde junio de 2015, confesó este lunes haberle pagado US$4 millones al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva entre 2012 y 2013, informaron este lunes algunos medios locales, según informan medios brasileños.

Marcelo Odebrecht, expresidente de la firma brasileña Odebrecht y preso desde junio de 2015, confesó este lunes haberle pagado US$4 millones al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva entre 2012 y 2013, informaron este lunes algunos medios locales, según informan medios brasileños.

Esta información se habría filtrado a la prensa, luego que Marcelo Odebrecht hiciera su primera declaración ante el juez federal Sérgio Moro, responsable de las investigaciones del gigantesco caso de corrupción en Petrobras, a cambio de bajar su condena.

Según la agencia EFE, el empresario “también explicó que hizo varios pagos al Instituto Lula, que dirige el ex presidente, para la compra de un terreno en el que debía construirse un edificio en el que la entidad tendría su sede”.

Financió campaña de Dilma Rousseff

Marcelo Odebrecht no solo hundió a Lula, sino que también confesó que pagó cerca de US$16 millones a la destituida Dilma Rousseff para financiar su campaña electoral en 2010, mediante el entonces ministro de Hacienda, Guido Mantega.
Marcelo Odebrecht también reveló a quiénes pertenecían los nombres que tenía bajo seudónimo en las libretas de contabilidad de la empresa. “Amigo” era Lula, mientras que “post-italiano” e “italiano”, eran Guido Mantega y Antonio Palocci respectivamente.

Lo niega

Tras conocer las acusaciones, el Instituto Lula emitió un comunicado en el que rechazó las acusaciones y dijo que el exmandatario no comentaría ninguna declaración bajo sigilo en la Justicia “filtrada selectivamente y de forma ilegal”.

Cabe resaltar que, Marcelo Odebrecht fue condenado a 19 años de prisión en uno de los procesos vinculados a la gran red de corrupción en Petrobras, en la que la constructora que dirigía es una de las más salpicadas por los desvíos.ECUAVISA