Easy Frontend SEO

Cuatro equipos en la NBA han fracasado luego de llenarse de estrellas

Basketball
Typography

Los Warriors de Golden State se han convertido en la versión NBA de los Yankees de Nueva York.

Los Warriors de Golden State se han convertido en la versión NBA de los Yankees de Nueva York.

Algunos podrían decir que son el nuevo Imperio del Mal firmando jugadores estrellas sin importar los costos en términos de relaciones públicas.

Después de todo, sorprendieron a todos con la adquisición de Kevin Durant, además de sumar a los veteranos David West y Zaza Pachulia a un conjunto de por sí repleto de talento.

En la pasada temporada, los Warriors alcanzaron los 73 triunfos en la fase regular y parecían encaminados a repetir el campeonato cuando dominaban 3-1 la Serie Final antes de que los Cavaliers de Cleveland completaron el milagro para ganar en siete partidos.

Una rotación regular compuesta por Stephen Curry, Klay Thopson, Draymond Green, Durant y Pachulia luce destinada a, nuevamente, tener el mejor récord en la jornada regular. Pero, ¿podrán los Warriors ganar el título que se les escapó? Eso está por verse, sin embargo, tener mucho talento no siempre se traduce en una sortija.

La historia así lo ha demostrado y, por ello, recordamos a algunos Super Equipos que se quedaron cortos:

Heat de Miami 2010-11

LeBron James abandonó Cleveland, Ohio, para llevar sus talentos a Miami. Formó un formidable trío junto con Dwyane Wade y Chris Bosh. Todo parecía indicar que Miami estaba encaminado al título, pero se topó con Dirk Nowitzki y los Mavericks en la Serie Final.

Lakers de Los Ángeles 2003-04

El delantero Karl Malone y el armador Gary Payton fallaron en sus intentos por ganar campeonatos mientras estaban en Utah y Seattle, respectivamente. Colocaron sus egos a un lado para unirse a los Lakers en la búsqueda del elusivo campeonato. No existían razones para pensar que no lo lograrían, particularmente con la ayuda de Shaquille O’Neal y Kobe Bryant. Sin embargo, los Pistons de Detroit se encargaron de frustrar el plan maestro en la final.

Rockets de Houston 1996-97

Sobre el papel, el roster impresionaba. Futuros miembros del Salón de la Fama Clyde Drexler y Hakeem Olajuwon sumaron a Charles Barkley a la fórmula con la esperanza de regresar a los años de gloria de la franquicia. El problema fue que eran demasiado lentos y viejos. 

Los Rockets fueron eliminados en la final de la Conferencia Oeste por el Jazz de Utah.

Magic de Orlando 1994-95

Después de escoger a Chris Webber en el primer turno del sorteo de 1993, lo cambiaron por el versátil escolta Anfernee “Penny” Hardaway para formar una poderosa dupla con Shaquille O’Neal. 

El conjunto necesitó pocos años para establecer una química y, para 1995, era considerado el mejor en la Conferencia Este con la suma del veterano delantero Horace Grant. O’Neal promedió 29.4 puntos y 13.4 rebotes, mientras que Hardaway le hizo coro al son de 21 puntos y siete asistencias por partido.

En la Serie Final, el Magic fue barrido por los Rockets y, enseguida, Shaq abandonó la franquicia rumbo a Los Ángeles.