Easy Frontend SEO

Que más falta? Debemos parar y ser coherentes!

Opiniones
Typography

Acabamos de presenciar talvez unas de las sentencias de mayor audiencia entre las últimas décadas, alrededor de 14 largos meses se hicieron esperar para llegar a lo que ahora mismo muchos se preguntan si hubo o no una sentencia justa.

Acabamos de presenciar talvez unas de las sentencias de mayor audiencia entre las últimas décadas, alrededor de 14 largos meses se hicieron esperar para llegar a lo que ahora mismo muchos se preguntan si hubo o no una sentencia justa.

Justa o no el tribunal integrado por los jueces María de los Ángeles Concepción, Víctor Inoa y Carminia Caminero dictó 30 años para el joven Marlon Martinez y una condena de 5 años a la madre de este último. Sumado a esto una pequeña indemnización de 20 millones de pesos entre ambos. Pero será esto justo antes lo que establece nuestro escarpado código procesal penal, gran interrogante esta, según la lectura dada en el juicio final la complicidad en un hecho no se establece luego de que ocurra sino antes o durante. Y en ese caso quedó demostrado que Marlin Martínez actuó luego de que su hijo le confesara lo ocurrido.

Marcar un precedente en un caso como este habría sido sin lugar a dudas el primer gran paso para iniciar la eludida modificación a nuestro código procesal penal y todo su sistema de enormes y desmedidos artículos, a los que muchos también le llaman llaves de paso a la delincuencia.

Y es que hablamos del mismo código procesal penal que tan debatido ha sido en cuestión del tan referido y citado aborto en sus tres causales del que muchos desaprueban la idea aún, justo los mismo ´´talvez´´ que solicitaban probablemente una condena de 20 años o más para la imputada Marlin Martinez, inclinándose más por la parte emotiva que afecta en este proceso, que por la misma ley que exigen cumplir sobre el aborto. Incoherencia? Talvez. No lo sabemos. Qué más hace falta para exigir ya un cambio sobre las leyes por las que nos rigen a todos?

Claro sí tenemos que colocando imágenes en nuestros perfiles, reenviando informaciones que posiblemente nisiquiera comprendamos a su totalidad, a lo mejor por el hecho no ser perito del área o porque simplemente guiados por la indignación de no haber escuchado lo que esperábamos nisiquiera analizamos a fondo la situación, en cualquiera de los casos para los fines ninguno servirá en fin para hacer que esta clase de situaciones no se vuelvan a presentar en nuestro territorio.

El sentimiento de impotencia se apoderará en nosotros mientras solo hagamos publicaciones en redes y en conversaciones en nuestro entorno, si solo eso somos capaces de generar quejas de brazos cruzados. Qué más hace falta para dar pasos gigantescos y llevar nuestras solicitudes con el poder judicial a otro nivel?

Necesitamos sea evaluado el código penal, pero también necesitamos evaluarnos nosotros mismos y cuestionarnos en realidad que queremos, por qué estamos a favor del código para un tema? y por qué en contra del código en otro tema?, no es acaso incoherencia de nuestra parte? Pues creo que sí. Que más hace falta para transformarnos? Que más hace falta?

Comments powered by CComment