Easy Frontend SEO

Publican teoría sobre cómo será el hombre dentro de mil años

Salud
Typography

Nuestros intestinos se harán más cortos, por lo que no absorberán tanta grasa y azúcar, evitando la obesidad. Si la fertilidad masculina sigue decreciendo, los testículos serán más pequeños.

Nuestros intestinos se harán más cortos, por lo que no absorberán tanta grasa y azúcar, evitando la obesidad. Si la fertilidad masculina sigue decreciendo, los testículos serán más pequeños.

El proceso de evolución biológica de la especie humana desde sus ancestros hasta ahora ha pasado por diversos estados.

El ser humano ha cambiado su cuerpo, su rostro, su vello y lo seguirá haciendo.

El diario británico The Sun ha reunido a un grupo de expertos médicos para intentar realizar un retrato robot de cómo será el hombre dentro de 1.000 años.

Y el resultado es que nos pareceremos muy poco a cómo somos ahora.

En el estudio se ha tenido en cuenta para determinar los cambios variantes como los alimentos, el clima y la evolución de la medicina.

Dentro de unos 1.000 años el hombre será más alto, como ha ocurrido desde 1960.

Se prevé que su altura sea de 1.83 a 2.13 metros según el osteópata Garry Trainer, que asegura que "ya en la actualidad, en promedio, el estadounidense es 2,54 centímetros más alto que en los años 60 del siglo pasado".

Nuestros intestinos se harán más cortos, por lo que no absorberán tanta grasa y azúcar, una forma natural de evitar la obesidad, dice el dentista Philip Stemmer. El odontólogo añade que "disminuirá la dimensión de la cavidad bucal y el número de dientes, debido a que “un alimento blando requiere menos masticación”

Además, si la fertilidad masculina sigue decreciendo, los testículos de los hombres serán más pequeños.

Las extremidades se harán más largas, sobre todo los brazos y los dedos. Esto tiene sentido debido a los numerosos aparatos tecnológicos que utilizamos con los dedos actualmente, tales como ordenadores, móviles, videoconsolas, etc.

Aumentará el número de terminaciones nerviosas, “como resultado del frecuente uso de dispositivos que requieren una compleja coordinación de manos y ojos”. Estos últimos también se agrandarán para compensar la reducción de la cavidad bucal, y “la comunicación se basará en las expresiones faciales y los movimientos de los ojos”.

También tendremos el cerebro más pequeño, a causa de que “la mayor parte del trabajo de memorización y pensamiento lo harán los ordenadores”. “Las típicas imágenes de ciencia ficción muestran a los humanos con el cerebro más grande, pero los grandes cerebros no tienen por qué ser necesariamente lo mejor”, dice Chris Stringer desde el Museo de Historia Natural.

Nuestros ojos serán más grandes para compensar el tamaño de la boca, que se hará más pequeña ya que se podría conseguir que la nutrición se base en líquidos Un científico de la Universidad de Lancaster explica: “la comunicación se basará en las expresiones faciales y en los movimientos de los ojos”.

El Doctor Stemmer, dentista, dice que “Incluso podríamos conseguir nuestra nutrición de los líquidos o pastillas en el futuro, lo que podría significar tener menos dientes y que las mandíbulas retrocedieran".

Lo que menos cambiará, dicen los expertos, será la nariz, ya que gracias al aire acondicionado y a la calefacción el hombre no notará tanto el cambio en el clima. Por esta razón, la calefacción hará que tengamos menos pelo, aunque tendremos más arrugas debido a los dispositivos electrónicos.

Podríamos acabar también con el ‘cuello de pavo’, ya que la incidencia del sol en la piel haría que parte de ella se perdiera o quedara colgando. Los humanos cada vez tendrán una piel más oscura debido a la mezcla entre las diversas razas.informe21